Administración de Fincas Ignacio Hurtado Garrido
 
  Inicio
  Localización
  Valores añadidos
  Servicios
  Ventajas
  Despacho 24 horas
  Solicitar presupuesto
  Noticias y Blog
  Contacte
Noticias y Blog | Instalación de ascensor | gesprosa | Administrador en casa | Crisis (II) | Policía comunidad | Piscinas | Crisis (I) | Comparaciones odiosas | Repasos pendientes
 
 
GESPROSA deja en la estacada a unas 300 comunidades de vecinos
 
Septiembre 2010. Las últimas noticias hablan de la supuesta estafa cometida por la empresa, Gespro, S.A., que al parecer no abona las facturas que las comunidades que gestionan deben a sus respectivos proveedores desde el verano. Se cree que utilizaban el sistema de "caja única", cuenta en la que se depositan los fondos de todas las comunidades administradas. Sistema, desde mi punto de vista, poco recomendable, puesto que es la propia administración y no la comunidad de propietarios quien puede gestionar los fondos.
Deben saber los propietarios afectados, que quizá aún estén a tiempo de recuperar uno o dos de los recibos que hayan sido abonados a la comunidad, en caso de que la administración les pasase el recibo mensual domiciliado vía banco, además sería conveniente anular la autorización bancaria de cobro de los recibos correspondientes (comunidad, agua, etc.). Según la nueva Ley de Servicios de Pago el plazo para solicitar la devolución de los recibos es de ocho semanas, contadas a partir de la fecha de adeudo de los fondos en su cuenta, en lugar de los 30 días naturales que había anteriormente.
Más complicado se presenta recuperar los fondos "desaparecidos" de meses anteriores, aunque lo más indicado en este caso sería abrir una cuenta corriente nueva a nombre de la comunidad, en la que únicamente se pueda disponer de los fondos con las firmas de cualesquiera dos miembros de la Junta de Gobierno de la comunidad. Y, a continuación, ingresar los recibos recuperados, así como fondos suficientes para hacer frente a los pagos pendientes a proveedores. Especial cuidado habrá de poner en averiguar el estado de la deuda con los diferentes proveedores de suministros, para evitar que alguno de ellos proceda al corte del mismo (agua, luz, gas, teléfonos en ascensores, etc.).